Páginas vistas en total

domingo, 27 de marzo de 2011

Si vale portero ambulante

Cuántas veces siendo unos niños y echando la “cascarita” en el parque o en la calles, no teníamos la candente discusión para saber si valía o no el portero ambulante. Cuantas veces el portero se quedaba aburrido a 5 pasos de su portería esperando que de repente le llegara un balón para tirarse y manchar el uniforme, o cuantas veces veíamos al portero recorrer todo el campo llevándose a los rivales para meter el gol de su vida entre esas 2 botellas vacías que pretendían ser la portería de un estadio lleno de fanáticos extasiados.

Lo cierto es que nunca ha sido, ni será fácil ver a un portero tomar el balón recorriendo toda la cancha y mucho menos poder verlo anotar al menos un gol durante su larga carrera, en la cual si verá con impotencia, entrar muchos balones a su portería, algunos de ellos por grandes errores de el mismo que no lo dejarán de atormentar ni la gente dejará de reprochárselo hasta que haga un atajadón para hacer olvidar su falla y convertirse en el gran héroe que todos esperaban, así de ingratos son los 3 palos.

Sin embargo, hay porteros que durante su carrera han marcado emocionantes goles, la mayoría de último minuto, para poder empatar o darle la vuelta a un resultado y ser nuevamente los héroes de la tribuna y de sus compañeros, y aunque esto sea un momento poco común en el fútbol, suelen ser momentos inolvidables para todos aquellos que lo hemos visto y más aún para los porteros goleadores, que demuestran su novatez en el tema con festejos improvisados.

Sin embargo, en la historia de este deporte, ha habido algunos privilegiados poseedores de un gran talento no solamente en las manos sino también en los pies. Una especie muy rara, en peligro de extinción pero que serán recordados por mucho tiempo, tal vez por siempre: los porteros goleadores.

Me limitaré a mencionar a los 4 mejores goleadores con guantes de la historia al ser jugadores emblemáticos y muy conocidos mundialmente, sin ser los únicos que han logrado estas hazañas.

Jorge Campos (40 goles): nuestro brody, no solo uno de los mejores porteros y tal vez el más exótico de la historia, tenía el talento para poder tomar la posición de delantero como una opción de cambio, o salir de su área driblando rivales hasta llegar a media cancha y darle el balón a un compañero. Su mejor gol, uno de tijera en el estadio azteca vistiendo la playera de Atlante jugando vs Cruz Azul.

René Higuita (41 goles): inmortalizado gracias al escorpión vs Inglaterra, este colombiano también salía con balón dominado, aunque le llegó a costar goles dolorosos como en el mundial de 90 vs Camerún, era letal a balón parado, ya fuera de tiro libre o penalti. Tuvimos la oportunidad de verlo en nuestras canchas anotando con la playera de los tiburones rojos.

José Luis Chilavert (62 goles): este regordete y siempre controversial arquero paraguayo, ponía a temblar a todos sus rivales cada que se paraba frente al balón. Símbolo del Olimpia y de la selección Paraguaya, tenía un toque de balón que muchos que actualmente se dicen llamar cracks quisieran tener.

Rogerio Ceni (100): Toda una institución en Sao Paulo. El mejor de todos los tiempos, que el día de hoy ha llegado a la centena de goles al anotar ante el “Timao” un golazo de tiro libre como lo suele hacer. Infalible a balón parado, letal desde los 11 pasos, Rogerio Ceni, a sus 38 años sigues aumentando su marca goleadora la cual seguramente seguirá vigente durante muchos años hasta que llegue algún fenómeno que la logre romper.

Les dejo un video para que puedan disfrutar de este histórico gol.

http://www.youtube.com/watch?v=KPAN5krRAhI

Los invito a seguirme en twitter como @momerayo

martes, 1 de marzo de 2011

El Derby de la Isla

Es innegable el éxito que ha venido teniendo la English Premier League durante los últimos años, así como también es debatible el hecho que al día de hoy sea la mejor liga de fútbol del mundo, no solo dentro del rectángulo verde sino en toda la organización que esto involucra y personalmente, soy un defensor de esta postura. Sin embargo, este tema que daría para publicar otra entrada e este blog, no es de lo que quiero escribir en esta ocasión.

La gran mayoría de los clubes de la Premier League, apoyados por una excelente gestión de su liga, han logrado posicionarse en el gusto de la afición no solamente dentro de su ciudad o país, sino que han rebasado sus fronteras, “invadiendo” mercados que antes no significaban algún interés como el asiático o el norteamericano.

Este gran alcance y éxito mercadológico de la liga ha hecho que las verdaderas rivalidades y “derbies” dentro del fútbol inglés se hayan distorsionado y confundido, esto solamente con los seguidores fuera del territorio inglés (los ingleses saben muy bien cuáles son sus colores y cuales deben odiar por toda su vida).

Este tema viene porque el siguiente domingo en Anfield Road se disputará el máximo derby inglés. Liverpool vs Manchester United. No existe partido más importante en la Premier Legue que este. En épocas recientes, debido a los factores antes mencionados, a los últimos logros de algunos equipos, así como la falta de conocimiento de le gente e incluso comentaristas deportivos, se ha creído que el derby más importante es Man U vs Chelsea o Man U vs Arsenal, cuando Arsenal, a pesar de ser el 3er equipo más ganador de Inglaterra no tiene la historia ni tradición de Liverpool o Manchester mientras que Chelsea, hace 10 años seguía siendo el equipo gris y sin protagonismo que había sido durante gran parte de su historia.

Liverpool y Manchester son los equipos más ganadores dentro de esta isla. Nadie ha ganado más ligas y copas que ellos. Mucho menos mencionar los éxitos en Copas Europeas que han tenido en su historia en donde solamente Nottingham Forest (actualmente en la Championship) podría hacerles sombra con 2 títulos europeos ganados.

Juegan en los estadios más importantes y representativos de Inglaterra. Anfield Road y Old Trafford son 2 de los estadios más temidos por los rivales no solamente a nivel local, sino en toda Europa, donde saben que estos estadios están construidos para tener innumerables noches mágicas en donde todo pude ser posible.

Declaraciones frontales de odio, rivalidad desde fuerzas básicas, enemistad entre ambas ciudades desde viejas épocas de la revolución industrial, jugadores emblemáticos en ambos equipos, y la lucha eterna por la supremacía en una isla en donde nada importa más que el fútbol son algunos de los ingredientes que convierte a este juego en el más importante de Inglaterra.

Personalmente, el domingo tendré puesta mi playera y bufanda de Liverpool viviendo intensamente cada minuto de ese partido esperando el resultado final para poder cobrar las apuestas que seguramente haré en los siguientes días con gente que de verdad sabe lo que significa este juego o en el peor de los casos, la estaré pagando, con el orgullo que me produce tener a este equipo en el corazón.

Les agradezco haber leído este post y acepto apuestas de los que sean verdaderos Mancs. Todos los chichareros oportunistas, favor de abstenerse.

Los invito a seguirme en twitter como @momerayo y recuerden que “You’ll Never Walk Alone"